Vero Lozano opinó sobre la medida de liberar presos

47

En el mundo del espectáculo hay mujeres de fuertísima personalidad que no tienen inconvenientes en decir lo que quieren.En esa categoría, puede colocarse, por ejemplo, a Vero Lozano, que como MoriaCasán, Mirtha Legrand, Juanita Viale y Marcela Tauro, dice siempre lo que piensa.

En la actualidad,se refirió a la polémica medida del juez Violini de liberar una gran cantidad de presos, incluyendo un hombre que se le acusó de violar a una menor y se le otorgó la prisión domiciliaria, muy cerca de donde vive su víctima.

En Cortá por Lozano, Mauro Szeta, especialista en temas policiales, explicó que hay aproximadamente cuatrocientos presos cuyos casos están en manos del juez, que hace un mes atrás generó una inmensa polémica al autorizar la utilización de teléfonos celulares para comunicarse desde cárceles y comisarías.

En ese entonces, la conductora del ciclo comenzó una polémica defensa de estas medidas, aunque luego, al darse cuenta que no todos la apoyaban, fue cambiando su postura.

El preso merece alimentarse adecuadamente, merece estar sano y merece tener una reincorporación a la sociedad si es que amerita“. Su panelista entonces le remarcó que todo eso que dijo realmente pasa y que nunca se resocializan en las cárceles.

Vea también: Margarita Stolbizer habló sobre los argentinos varados en el exterior

Vero Lozano señaló que no está de acuerdo con la liberación de un violador

Ante esta cuestión, la gran diva de Telefe mostró una postura mucho más contundente y radicalizada que antes, dejando en claro que no está de acuerdo, con lo hecho por Violini.

Pero no ocurre más allá del COVID-19, ahora por el COVID yo voy a soltar a un preso que puede violarme nuevamente. Personalmente quiero que los presos estén contenidos y bien alimentados, pero que paguen lo que hicieron”.

Por su parte, la China Suárez, amiga de Lozano, prácticamente al mismo tiempo publicó un tuit muy fuerte. En este manifestó que muchos dicen que la salud es un derecho pero los delincuentes, violadores y femicidas no piensan en ello ni en el daño a sus familiares.