UPSA cargó contra Gobierno de Macri

256

La relación entre los trabajadores de Aerolíneas Argentinas y el Gobierno tiene una fisura. Con acusaciones que van y vienen, los funcionarios macristas desconfían de las intensiones de los empleados y gremialistas.

En tanto, desde la Unión del Personal Superior y Profesional de Empresas Aerocomerciales (UPSA) acusaron al oficialismo de querer “cerrar y destruir” la compañía.

“Esto es todo un relato armado. Este muchacho debería renunciar inmediatamente a la compañía. La viene manejando hace casi un año, al principio decía que los números iban bárbaro y ahora dice que estamos quebrados. Si estábamos bárbaro y ahora estamos quebrados, la quebró él. Debería renunciar y dar explicaciones”, señaló Marcelo Uhrich, secretario de Prensa de UPSA, en diálogo con Gustavo Sylvestre.

De hecho, agregó: “No tenemos suerte porque después de Isela Costantini metieron la mano en el tacho de basura y lo que encontraron lo mandaron”.

“Estamos en una situación complicada por un tema de ingresos y no de egresos. Los números se han ajustado, el déficit en verdad es inversión, no están subvencionando como a Flybondi y otras empresas que inventaron. Se cierran rutas internacionales que traen dinero duro”, aseguró.

Vea también: ¿Cuáles Son Las Posibilidades De Argentina Ante G-20?

Cierre de rutas es una pérdida, dijo secretario de UPSA

El secretario de UPSA precisó que con el cierre de la ruta a Barcelona, “se la regalaron a Iberia, que la vuela con una segunda marca”.

“Fue una entrega, como otras tantas, allí Guillermo Dietrich hizo con los espacios aéreos del norte argentino al holding Latam internacional donde Gustavo Lopetegui es uno de los accionistas y se llevan más pasajeros de Argentina que todos los que vuelan en Aerolíneas Argentinas, Austral, Andes, LAN”, denunció.

También advirtió: “Cuando Isela Costantini estuvo a cargo, el déficit bajó y la empresa creció, y ella no era Heidi. Lejos de achicar la compañía para reducir lo que ellos denominan déficit y no inversión, la expandió. Por eso la echaron, porque el proyecto de Lopetegui fue que Aerolíneas fuera una línea aérea de cabotaje, y que el terreno internacional se lo lleven grandes empresas como el holding Latam”.

Después del anuncio de una nueva protesta a partir de las 0 horas del lunes, el referente gremial dijo: “No la quieren privatizar, la quieren cerrar y destruir. Estos tipos cerraron la oficina comercial de Roma y echaron a gente, y cerraron Punta del Este antes de comenzar la temporada, una cosa de locos. Esto va a quedar campo arrasado y después no lo levantamos más. Tenemos que soportar un relato mentiroso”, finalizó.