Una tarde de cafecitos en Recoleta

402

La belleza y aristocracia del barrio Recoleta da para todos los gustos, desde pasearse entre los monumentos, entrar a sus  iglesias y hasta recorrer la enigmática necrópolis, donde reposan los restos de importantes personalidades de Argentina y el mundo.

Pero si verdaderamente dese llevarse la esencia de este elegante barrio, no debe dejar de dar un recorrido, por los bares y cafés existentes en la zona. Para charlas con amigos, probar mates y hasta varios tipos de cafés, son un capricho que debe permitirse, si realmente desea conocer la esencia de esta localidad.

Adicional a ello, estos cafés escondidos y diseminados por este hermoso barrio, guardan para si los secretos del barrio y atesoran recuerdos que seguramente usted querrá conocer, desde esculturas, objetos antiguos, piezas emblemáticas y hasta fotografías que lo harán dar un viaje al pasado, junto a una deliciosa taza de café.

Y no sólo le provocará tomarse varios cafecitos, sino deleitar su paladar con deliciosas meriendas elaboradas con recetas tradicionales y originales en cada uno de estos establecimientos, por ello le recomendamos desde pasearse por Florencio, Bistró & Patisserie en las cercanías de la Biblioteca Nacional, Delicious Café en la avenida Las Heras, a escasos metros de Callao Au Bar, los deliciosos panes y dulces de Bakery & More en Rodríguez Peña, el estilo neoyorquino de  I Love Café, todos, nuevos y no tanto, pero llenos de exquisita atención, recetas tradicionales y platos que no puede perderse, porque de una forma u otra, conocer a un barrio, implica además, probar los sabores, olores y la calidez de las personas que allí residen. Por ello, en su próxima visita al barrio Recoleta, tras admirar durante horas, las bondades de la zona, debe visitar cualquier café que se tope a su paso, o uno de los mencionados, en cualquiera de ellos, seguramente, se llevará una gratísima experiencia gastronómica y social.




Deja un comentario