Un año más del decreto al Día Nacional de la Danza

430

Hoy 10 de octubre conmemoramos el Día Nacional de la Danza, fecha creada para homenajear a aquellos bailarines que formaban parte del Teatro Colón, fallecidos producto de uno de los peores accidentes aéreos antes registrados en nuestro país, que casualmente ocurrió un día como este en el año de 1971.

Durante la tragedia, el pueblo argentino perdió a nueve talentosos artistas del baile, que fueron: Rubén Estanga, Marta Raspanti, Carlos Schiaffino, Sara Bochkovsky, Margarita Fernández, Carlos Santamarina, Antonio Zambrana, y los dos primeros bailarines José Neglia y Norma Fontenla.

Este selecto grupo se dirigía a Trelew puesto que tenían en agenda su presentación en el Teatro Español, sólo que minutos después de haber despegado la aeronave, se detectó una falla en uno de sus motores que obligó al piloto a intentar devolverse pronto. La maniobra no surtió efecto, por lo que el avión cayó en las aguas del Río de la Plata. El evento no dejó sobrevivientes.

La presentación que daría este conjunto, estaba incluida en una gira auspiciada por una empresa privada, que anteriormente había llevado a bailarines del Teatro Colón por diferentes provincias argentinas. El terrible accidente dejó una huella imborrable en la sociedad de ese entonces, incluso hoy en día se siente la ausencia de aquellos seres que iluminaban los escenarios con sus inigualables talentos.

No era una sorpresa que la danza de aquellos años tuviera un repunte importante, volviéndose el foco de interés cultural en los lugareños, sin distinción de edad, raza o género. La razón era porque se realizaban constantes espectáculos en las salas teatrales y al aire libre, provocando la creación de un fenómeno regional, que no se repitió sino hasta muchos años después.

Con la inesperada partida de Neglia y Fontenla, se asestó un duro golpe a la danza nacional. En su velatorio, asistieron casi cuatro mil personas para despedirlos con todos los honores que merecían. Luego del suceso, se observó una fuerte regresión en cuanto al nivel del ballet argentino, de acuerdo a varios críticos.

Un año después del accidente, se inauguró en la plaza Lavalle un monumento en memoria de los bailarines del Colón que ya no están con nosotros. La obra, desarrollada por Carlos de la Cárcova representa a los destacados José Neglia y Norma Fontenla, mientras que la fuente decorativa fue creada por el arquitecto, Ezequiel Cerrato.

 

Monumento de la plaza Lavalle dedicado a Fontenla y Neglia (Cortesía)




Deja un comentario