Tribunales tratarán irregularidades en la declaración de bienes Kirchner

133

La discusión sobre el presunto enriquecimiento ilegal del matrimonio Kirchner sigue vigente. Nuevamente se volverá a tratar en los tribunales de Comodoro Py, después del sobreseimiento a manos del juez Norberto Oyarbide.

Asimismo, la Unidad de Información Financiera emitió una solicitud de reapertura de la investigación y el juez Ariel Lijo se están encargando de analizarlo.

Eduardo Blanco Álvarez, perito que declaró como testigo, presentó un informe apuntando inconsistencias patrimoniales que no se incorporaron en el expediente de 2009, referentes al presunto enriquecimiento ilícito de Cristina Fernández de Kirchner.

A su vez, la UIF tiene pleno convencimiento de que hay información consistente para resolver la anulación del sobreseimiento que dictó el exjuez Oyarbide, basándose en la existencia de “cosa juzgada írrita”, una controversial figura jurídica que implica que, si una causa se cerró en forma ilegal, el beneficiado pierde el derecho a no juzgarse dos veces por la misma causa.

Vea también: María Eugenia Vidal convocó a los docentes a reunión paritaria

Perito presentó inconsistencias en la declaración de los Kirchner

El planteo del exjuez se dio luego de la causa de los cuadernos de las coimas. Oyarbide admitió que actuó bajo “presiones” de Cristina y Néstor Kirchner, del exdirector de la SIDE, Antonio Stiuso y del operador judicial Javier Fernández.

Además, antes de la decisión de reabrir la causa el juez Lijo decidió llamar a Blanco Álvarez, exauditor de la Fiscalía de Investigación Administrativa, para que declare al respecto. El perito presentó un informe con varias inconsistencias en el patrimonio de los Kirchner, pero nunca se incorporó al expediente de Oyarbide.

En ese sentido, el exauditor de la Fiscalía de Investigación Administrativa detectó que el patrimonio de los expresidentes rondaba los 28 millones de pesos y, en un año, hubo un incremento de más de 24 millones que no tenía documentación que lo respaldara.

Su planteo coincide con la declaración del arrepentido Víctor Manzanares, excontador de la familia Kirchner. La pericia de Blanco puede ser el detonante de una nueva investigación que recae sobre Cristina Fernández de Kirchner. El juez Lijo se encargará de analizar la información que se presentó y, luego, podría someterse  un juicio.