Puerto Pirámides

¿Qué especies se pueden ver en Puerto Pirámides?

103

La fauna y flora autóctona de Puerto Pirámides lleva décadas atrayendo a turistas de los más variados rincones del mundo.

Y, gracias a empresas como Punta Ballena, interactuar con todas esas especies de una manera íntima pero segura a partes iguales, es posible.

Y no es para menos: la Península Valdés es uno de los destinos más habituados por algunas de las especies más fascinantes de la Tierra. Especies que, desgraciadamente, han sufrido mucho.

Las mismas están integradas, en su mayoría, por mamíferos marinos. Como su nombre lo indica, se trata de animales lactantes y de sangre caliente, pero que a pesar de respirar aire, pasan gran parte de su vida -o la totalidad de la misma- en el agua.

Las más destacables de estas especies son los lobos marinos de un pelo, los elefantes marinos y las Ballenas Francas Australes.

Lobos marinos de un pelo

Llamados así por contar con una única capa de pelo, los lobos marinos de un pelo son una especie extremadamente fascinante, y que puede observarse durante todo el año en Puerto Pirámides.

Esta especie tiene una abundante melena alrededor de su cuello, la cual le ha ganado el nombre, a su vez, de “león marino”.

Cuentan con afilados colmillos, y los machos pueden llegar a pesar hasta 200 kilos. Todo ese peso, sin embargo, no les impide desplazarse como torpedos debajo del agua en busca de presas. 

En sus costas se halla la lobería más grande de toda la península, siendo el principal destino de apareamiento y de crianza. Durante el verano, los machos llegan a las costas de Puerto Pirámides a aguardar la llegada de las hembras, con quienes posteriormente se aparean antes de volver a sus vidas en el océano.

Avanzados los meses, llegando al invierno, las hembras dan a luz, y se instalan por un tiempo en las costas de la península para criar a sus cachorros hasta que éstos puedan valerse por sí mismos.

Elefantes marinos

Mucha gente los confunde con los lobos marinos. Pero esta especie tiene unas claras diferencias que la vuelven muy diferente.

El nombre “elefantes marinos” surge a partir de la nariz que esta especie exhibe, la cual es muy similar a una trompa.

Con 300 kilos de peso y hasta seis metros de largo, colmillos enormes y un carácter agresivo y territorial, esta especie puede llegar a ser peligrosa, por más que, en cuanto a humanos respecto, son bastante perezosos.

Puerto Pirámides es uno de los destinos predilectos de los elefantes marinos para venir a aparearse. Primero, los machos llegan y se enzarzan en violentas peleas con el objetivo de hacerse con una porción de playa y declararla su territorio.

Luego, las hembras arriban y van formándose harenes en torno a los machos. Tras reproducirse y tener a las crías, los machos se mantienen allí un tiempo antes de continuar su recorrido, mientras que las hembras, tal como los lobos marinos, se mantienen allí más tiempo cuidando a sus cachorros.

Ballena franca austral

La verdadera estrella de Puerto Pirámides. A partir del 15 de junio inicia lo que se llama la “temporada alta”, y estos majestuosos cetáceos hacen su aparición en las cristalinas aguas de la Península Valdés.

Pudiendo alcanzar los 15 metros de largo, esta especie arriba a Puerto Pirámides, una vez más, para reproducirse.

Debido a su impresionante puntualidad y capacidad de orientación, los científicos llevan años rastreando y estudiando a esta especie.

Esta tarea se vuelve más sencilla porque, a diferencia de otras ballenas, las Francas Australes cuentan con sus propias marcas características: unas formaciones callosas a lo largo de sus cabezas, las cuales son únicas e irrepetibles de espécimen en espécimen.

Se trata de una especie en peligro de extinción, cuyo número, por suerte, va aumentando poco a poco. La protección tanto nacional como internacional que se cierne sobre Puerto Pirámides lo vuelve el lugar ideal para que se dé esta maravillosa etapa del ciclo de la vida y la conservación de las especies.

Y tenemos la fortuna de que una experiencia así puede ser vivida desde muy cerca. Varias empresas, como la ya mencionada Punta Ballena, dan a los turistas la oportunidad de realizar avistajes de ballenas, acercándose en barcos a escasos metros de ellas.

Verlas sacar la cola, asomarse, saltar y cantar es todo un espectáculo, y tenemos el privilegio de que todo eso ocurra en nuestro propio país.

A continuación, te compartimos otro artículo donde vas a poder conocer aún más sobre la variedad de especies que se puede hallar en Puerto Pirámides: Descubre el apostadero de lobos marinos de un pelo en Puerto Pirámides