Pedro Pablo Kuczynski fue detenido por presuntos vínculos con Odebrecht

212

El expresidente peruano Pedro Pablo Kuczynski fue detenido por la Policía Nacional, en su casa en Lima, a raíz de una orden de detención preliminar por 10 días por presuntos vínculos con la empresa brasileña Odebrecht.

Asimismo, la decisión la tomó el juez Jorge Luis Chávez, que al mismo tiempo explicó que el Ministerio Público presentó como “hecho precedente” los “actos de blanqueo de capital en los que ha incurrido” el expresidente como consecuencia de “su intervención en presuntos actos de corrupción” vinculados a dos proyectos que fueron concesionados a Odebrecht.

En ese sentido, el magistrado hizo referencia a la construcción de la Carretera Interoceánica, en sus tramos 2 y 3, y el proyecto de irrigación e hidroenergético Olmos, que se adjudicaron en el Gobierno de Alejandro Toledo (2001-06), prófugo de la Justicia por un millonario soborno que entregó Odebrecht y con pedido de detención.

Vea también: Rodolfo Tailhade habló de la reunión en la Comisión Bicameral

“Es una arbitrariedad”, fue la reacción en las redes de Pedro Pablo Kuczynski

El exmandatario de 80 años utilizó sus redes sociales para quejarse de la situación que le tocó vivir al quedar detenido. “Es una arbitrariedad. He colaborado absolutamente con todas las investigaciones y asistido puntualmente a todas las citaciones con autoridades judiciales”, escribió en Twitter.

Adicionalmente, el expresidente denunció que “es un momento muy duro para mí pero lo afrontaré con la entereza de quien solo tuvo el anhelo de tener un mejor país”.

A su vez, las autoridades trasladaron a Kuczynski a la sede central de la Policía de Lima a la espera de que el fiscal defina si lo deja en libertad o si pide su ingreso en prisión preventiva como ya ocurrió con Keiko Fujimori.

En total, se estima que podría permanecer detenido por 10 días. En tanto, efectivos judiciales y policiales llevaran adelante allanamientos en las propiedades del expresidente, al igual que en las de su secretaria y chofer con el objetivo de incautar objetos relacionados con la causa.

Cabe recordar que Kuczynski renunció a la presidencia de Perú en marzo de 2018, para evitar que se lo destituyera cuando estaba a punto de iniciarse el segundo juicio político contra él en tres meses, debido a sus vínculos con Odebrecht durante su paso por el gobierno de Toledo.