Patricia Bullrich  se reunió con médico absuelto tras matar a un ladrón

200

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, se reunió con Lino Villar Cataldo, el médico que mató de cuatro tiros a un ladrón en un intento de robo frente a su casa en San Martín, y que  fue absuelto por un jurado popular.

Asimismo, según la decisión de este grupo de personas, el profesional de la salud se declaró no culpable por el crimen. Una se conoció la decisión de la Justicia, Bullrich utilizó sus redes sociales para manifestar su satisfacción tanto con la implementación del jurado popular como con la resolución del caso.

“El jurado popular absolvió al médico Villar Cataldo: es un verdadero acto de Justicia. Desde el primer día sostuve que el Estado lo iba a cuidar, y este fallo da cuenta de que estamos acá para proteger a la víctima, no al victimario”, escribió en Twitter.

Ante las reacciones que provocó el juicio, el equipo de la ministra decidió impulsar una reunión entre la funcionaria y el médico, la cual tendrá lugar en el Ministerio de Seguridad, ubicado en el pasaje Gelly y Obes de Recoleta.

“En horas de la tarde tengo una entrevista con la ministra Bullrich, seguramente para coordinar cómo va a seguir la seguridad mía y de mi familia”, confirmó Villar Cataldo en una entrevista radiofónica con Continental.

Vea también: Victoria Donda pretende crear un Ministerio de las Mujeres

Hermano del médico absuelto expresó que su familia tiene miedo

Su familia se destruyó, mi hermano tiene miedo, siempre hubo amenazas, tengo miedo que las represalias sean sobre sus hijos”, expresó su hermano Jorge, después de escuchar el veredicto de la Justicia y aplaudir de pie junto a su familia.

Por otra parte, la familia del joven que murió en manos del médico no está feliz con la resolución de la Justicia. De hecho, la madre del criminal Ricardo “Nunu” Krabler y querellante en el juicio, exigió que el médico se le condenara por el delito de homicidio simple.

En este sentido, esta petición se argumentó con los resultados del peritaje, el cual estableció que se asesinó al hombre a un metro de distancia y con el arma en sus muslos.