empresarios argentinos

Obras gratis para evitar el juicio y la cárcel

252

En dos semanas se definirá si los empresarios van o no a juicio

En dos semanas el juez Sergio Piñeda definirá si admite la suspensión del juicio a prueba para los empresarios de la construcción de Chubut Patricio Musante, Juan Ignacio Salaberry y Esteban Torraca, imputados por un caso de pago de “retornos” en la obra pública. Los tres ofrecieron como reparación ejecutar obras a beneficio de la comunidad a cambio de no ser sometidos a juicio oral y público.

Por qué están procesados

Marcos Nápoli y Héctor Iturrioz, fiscales de la Unidad Anticorrupción, aceptaron la probation. Pero la Fiscalía de Estado, la Unidad Anticorrupción, los diputados querellantes del Frente Para la Victoria y la ONG “Iniciativa Ciudadana” pidieron tiempo para revisar con cuidado las propuestas antes de opinar si son razonables con los montos de los “retornos”.

El plazo es el viernes 24 de agosto pero si hay acuerdo, el tema puede resolverse antes. Piñeda revocó la prisión domiciliaria para los tres y levantó los embargos e inhibiciones que pesaban sobre ellos. También alivió imputaciones: de miembros de una asociación ilícita con penas de cárcel efectiva, Musante y Torraca pasaron a “cohecho activo”, un episodio cada uno y excarcelable. Todas las partes respaldaron esta decisión. Salaberry ya tenía esta imputación.

Los tres están involucrados y estuvieron detenidos por causas de corrupción en la provincia por la cual están presos otros empresarios y ex funcionarios del gobierno del fallecido gobernador Mario Das Neves. Tras una larga investigación iniciada en agosto del año pasado, la justicia detectó el pago de coimas de parte de los funcionarios. La mayoría declaró que lo hacían presionados por los funcionarios porque de lo contrario no obtendrían pagos por las obras que estaban realizando. Ni tampoco obras nuevas. Los casos son conocidos como “Revelación” y “Embrujo” y tienen a más de una decena de ex funcionarios y empresarios involucrados.

La causa tiene enorme similitud con los “cuadernos de Centeno” 

Comenzó con la entrega de documentación por parte de una mujer, después apareció una lista escrita con aportes y pagos, tiene ex funcionarios y empresarios presos y todo está vinculado con la obra pública de la provincia.

Torraca propuso ejecutar en tres meses varias mejoras en la Comisaría del barrio General Mosconi de Comodoro Rivadavia: aprovechar espacios que hoy esa dependencia no usa y hacer, por ejemplo, un estacionamiento para vehículos secuestrados, además de reparar los calabozos, pintura y arreglos en las redes de agua, gas y energía. Aunque estaba nombrada en la causa, también fue desvinculada Fiorella Torraca, su hermana.

Musante ofertó edificar en 6 meses un Salón de Usos Múltiples de 7,5 por 7 metros para en el Centro de Acción Familiar de Gaiman, donde van chicos de escasos recursos. La obra incluiría arreglo de veredas, portón y medianeras. Y la instalación de un cartel dejando en claro el número de expediente y la causa que originó su obligación de hacer la obra.

Salaberry, dueño de Arteco, una empresa familiar más chica, quiere construir un paredón de 70 metros de largo por 2,5 de alto en el patio de la Comisaría 4ª, para cerrar un espacio que se usa para vehículos secuestrados. También colocaría un tanque cisterna de 1.200 litros para resolver los problemas de agua de la Seccional de Trelew y pintaría adentro y afuera. Preguntó todo a los jefes policiales.




Deja un comentario