Nico Occhiato y Flor Jazmín Peña ganaron el Súper Bailando

541

Nico Occhiato y Flor Jazmín Peña se adueñaron del título en el Súper Bailando. Sorprendieron a todos al vencer a Flor Vigna en la gran final del certamen que contó con altos niveles de audiencia.

Además el programa generó una enorme repercusión en el mundo de la farándula. El conductor develó en diálogo con La Nación, como se siente después de quedarse con el Bailando.

“Todavía ni yo lo entiendo. No lo puedo creer. Lo único que puedo decir es que fui completamente yo: fui yo con mi familia, yo con mis relaciones, el mismo que soy fuera de la pantalla. Si a alguien le cayó bien eso, es porque le caí bien yo como la persona que soy. Creo que es la mejor forma, hay que ser genuino”.

Asimismo, Occhiato se refirió a la posibilidad de que sus familiares sean parte del show. Al respecto señaló que se sintió cómodo de poderle dar esa alegría a su abuela.

 “Pienso que no hay nada más impagable que el hecho de que alguien tan importante de tu familia te diga: ‘Con esto me regalaste 10 años más de vida’. Pasamos seis meses impresionantes y ese también es un regalo que me hizo la vida”.

Vea también: Jorge Macri analizó la reunión de los jefes comunales y Kicillof

Nico Occhiato: “ganar fue justamente lograr ser feliz junto con mi familia”

Occhiato resaltó todos los momentos increíbles que vivió gracias al ‘Bailando’. Por ese motivo la noche de la final mucho antes de que se revelara resultado, cuando expresó que sentía ganador era de verdad.

“No necesitaba ningún trofeo ni nada que me lo demostrara, porque me parece que ganar fue justamente lograr ser feliz junto con mi familia. Obviamente todo lo que vino después fue algo hermoso”.

Para terminar, habló sobre todo el esfuerzo que realizó para quedarse con el título del Bailando. El ganador señaló que todos merecían ganar aunque reconoció que trabajó arduamente para hacer un buen trabajo en cada gala.

“No sé si soy merecedor. Pienso que todos se merecían ganar. Yo trabajé siempre mucho pensando en hacer un buen trabajo. Nunca pensé ganar el título. El baile no era lo mío, por eso decidí exigirme tanto. Casi siempre ensayaba turnos dobles. El resultado puede haber gustado o no, pero el esfuerzo estuvo y por suerte la gente nos eligió”.