Mirá los errores en la gestión de Patricia Bullrich

108

A lo largo de su desempeño al frente del Ministerio de Seguridad, Patricia Bullrich no dejó de destacar su objetivo de combatir el narcotráfico y demás prácticas ilegales que se dan en el territorio argentino.

Sin embargo, desde el año 2016 la funcionaria tampoco deja de protagonizar papelones con sus operativos comandos fallidos, que terminaron en errores.

De hecho, en el 2016, un chico pasó dos meses preso por twitear en árabe una amenaza a Mauricio Macri. Haciéndose pasar por un integrante de la ISIS, un joven usó el traductor de google para publicar tentativas de ataques contra el presidente.

No obstante, tras establecer que el twitero no representaba ningún riesgo, el detenido quedó libre después de que se pagara un total de $5 mil.

En ese sentido, un hecho similar ocurrió en el 2017, cuando un hombre de 18 años amenazó por texto al por ese entonces candidato a senador Esteban Bullrich.

Una vez se detectó el ataque, las fuerzas de seguridad desplegaron un operativo para dar con el sospechoso. Más tarde no solo se descubrió que el detenido no tenía intenciones de materializar el ataque sino que se pensó que se trataba del amante de su mujer y no del exministro de Educación.

Vea también: Suteba aceptó aumento de Vidal, pero con condiciones

Patricia Bullrich tiene en su gestión detenciones injustas

Durante la previa del G20, la cumbre de líderes mundiales desarrollada en el 2018,  dos hermanos de origen libanés fueron detenidos durante 22 días tras ser sospechados de ser terroristas.

Aunque se sospechaba que los hombres tenían vínculos con la organización Hezbollah, la Justicia no pudo comprobarlo y terminó por otorgarles la excarcelación.

A su vez, la última situación ocurrió la semana pasada, cuando una pareja chilena que participó del Congreso de la Lengua española fue detenida en Córdoba al sospecharse de dejar una bomba. Según informaron, los artistas se olvidaron de un maletín plateado que se identificó como sospechoso por los asistentes al encuentro.

Posteriormente, los chilenos fueron detenidos por efectivos policiales que acudieron al hotel en el que se estaban hospedando, más tarde se conoció que el maletín era un parlante que la pareja utilizó para la exposición en el congreso.