Marixa Balli manifestó cómo se siente por la muerte de su hermano

33

El próximo 13 de octubre se cumplirá un año de la muerte de Luis Alberto Caballi, el hermano de Marixa Balli. A Luis Alberto, que tenía 60 años, lo atropelló una moto al cruzar la intersección de las avenidas Corrientes y Ángel Gallardo.

Pese a que rápidamente lo trasladaron al Hospital Durand con politraumatismos, falleció allí debido al impacto tan fuerte que recibió.

Desde aquel momento, Marixa mantuvo un perfil más bajo y se alejó de los medios para dedicarse a cuidar a su madre. Junto a ella lucha para que se haga justicia por la muerte de Caballi, cuyo cuerpo todavía no se entregó a la familia para su sepultura.

Sin embargo, recientemente accedió a dar una nota para el ciclo Implacables. “Voy a cumplir casi un año de un silencio absoluto, necesito recuperarme y estar óptima para hablar. Es muy duro, muy difícil, hay un antes y un después, un dolor muy profundo”.

Además, agradeció a los medios porque desde que ocurrió el lamentable hecho estuvieron atentos y pendientes de ella. Permanentemente le dejaron mensajes y la llamaban aunque ella no respondió a ninguno.

Todo el tiempo me están llamando. Es una decisión mía no estar en los medios, no trabajar ni dar notas. Me sorprendiste en mi cueva, porque yo no voy a los canales”.

A su vez aclaró que pasó por momentos muy duros y que evaluó muy bien el momento oportuno de hablar, para hacerlo cn propiedad porque no quiere cegarse por la bronca que tiene dentro.

Vea también: Mónica Farro atraviesa un período bastante particular

Marixa Balli: “Tengo bronca, odio y dolor” sobre la muerte de Luis Alberto Balli

La morocha aseguró que la tragedia fue la destrucción de una familia. Aseguró que hay un antes y un después del accidente que enlutó a la familia. También, hizo referencia que es difícil afrontar la situación porque tiene una madre que cuidar.

Al mismo tiempo manifestó que tiene “bronca, odio y dolor”. Más tarde explicó que necesitaba estar fuera de la pantalla para autoanalizarse y no irrespetar los medios.

“Si me hubiese acelerado de calentura en sentarme en un programa, me hubiera desbocado, hubiera sido muy dura con quien yo considero que es el asesino de mi hermano. Que se prepare para cuando me siente en un programa de televisión”.