Graciela Alfano confesó haber sido abusada en su niñez.

344

Graciela Alfano recientemente declaró  que “es preferible un presunto culpable suelto antes que un inocente preso”, en referencia al caso Darthés, con lo cual despertó polémica.

En tal sentido, la primera pregunta para Graciela Alfano por parte de Sandra Borghi, circunstancialmente al frente de Nosotros a la Mañana, se orientó sobre ese tema. La actriz sorprendió con su respuesta al develar una desgarradora historia de abuso durante su niñez.

“Yo fui una niña abusada entre los cuatro y los siete años. No hubo penetración, porque la persona, que era un vecino, era impotente, pero el hecho de que no existiera el semen o la penetración no invalida el abuso, el dolor y las consecuencias que tuvieron sobre mi persona y mi psiquis, mis emociones y mi vida seguramente toda esta situación tan tremenda”, empezó así  Graciela Alfano su testimonio.

Y continuó hablando sobre el abuso. “Yo sé perfectamente lo que es decir algo, denunciar a alguien y que no te crean, porque eso pasó con mis padres. Cuando lo hicieron nos mudamos de ese lugar inmediatamente, con algún hecho de violencia de mi padre obviamente, que no pudo controlar o reprimir su odio, sus reacciones. Tengo casi cuarenta años de terapia sobre el tema, voy a seguir peleando dentro mío, no para la sociedad ni para verme, sino para mí, para mi vida”.

Lee también:

Nacho Viale y Martina “Tini” Stoessel están viviendo un tórrido romance

“Esta es la postura que creo que es tan importante para las víctimas. Las víctimas de abuso necesitamos que los culpables sean señalados por la Justicia. Eso da un cerramiento. No los amigos, la gente, el de al lado. No, la Justicia, que haya un castigo, que se cumpla una condena, la que sea. Con el derecho del delincuente, que también los tienen, porque los presos tienen derechos. El preso tiene un derecho, y cuando cumple su condena y sale, bueno, ha cumplido con la sociedad”, aseveró.

“Estoy muy conmovida, me cuesta mucho hacer esta nota, pero lo voy a hacer porque lo decidí, creo que lo decidí cuando estaba en el escenario. Estoy haciendo un esfuerzo por continuar con esto gracias a que medito desde hace muchos años, puedo observar esta emoción tan profunda que tengo en este momento y no quebrarme, pero la situación por la que no hice público esto es por esto mismo que me está pasando en este momento, y porque repudio a las personas que toman sus temas personales, no los trabajan, los exponen, y hacen prensa con esto”, confesó.

“Yo nunca necesité hacer prensa con esto, a Dios gracias pude trabajar, hice mi carrera en distintos ámbitos con creatividad, con mi cabeza, haciendo personajes o comedia, lo que fuese, no necesité esta prensa nunca, ni la necesito. Ayudan las terapias, las meditaciones, la seriedad, el sentido común. El dolor está, las consecuencias que tienen los actos de un hombre perverso sobre una niña durante tres años de su vida permanecen, es una discapacidad sexual, emocional, de vida. Yo soy una discapacitada”, lanzó conmovida Graciela Alfano.

“Han pasado 62 años del momento en que fui abusada, la persona está muerta. A mí me hubiera dado un cerramiento que esta persona vaya presa. Y luego todo el trabajo que tuve que hacer, interno, mío personal, para poder cerrar este tema y soltarlo. Siempre va a quedar, como lo están viendo”, concluyó sobre la brutal experiencia de su niñez.