Gisela Berger en cuenta regresiva para conocer a su bebé

389

La modelo, Gisela Berger, ya está a pocos días de convertirse en madre, sin embargo, los escándalos sobre su embarazo y su tórrida relación con el padre de la criatura, Daniel Scioli de 60 años de edad, han hecho que la mirada crítica del público la siga a donde vaya.

Muchos han sido los momentos polémicos de este dúo, como la vez en que Berger denunció que su entonces novio le habría pedido abortar al bebé de ambos, pero al parecer esa época de crisis pasó a segundo plano, pues la rubia dio a entender esta semana que podía haber una reconciliación con Scioli, aunque no sabemos de qué tipo.

Para los medios, Berger reveló que su embarazo se cumplió sin mucho estrés y con los típicos síntomas de cualquier mujer en estado. “Yo tuve todos los síntomas de embarazada, náuseas y vómitos. Eso ayudó a que al principio bajara de peso, hasta el cuarto mes. Hoy puedo decir que estoy cinco kilos arriba de mi peso. Llegué a 61. El bebé ronda por los dos kilos y medio”, reveló la orgullosa mamá.

Ante las cámaras exhibió su radiante pancita, reconociendo su sorpresa por no haber aumentado mucho, como ocurre con otras mujeres. “Después comencé a recuperarme. Llegué a mi peso normal hace muy poquito. Recién ahora, estos dos últimos meses, empecé a aumentar”, indicó, a la vez que confesó desconocer el sexo de su bebé, pues quiere que sea una sorpresa a revelar el día de su nacimiento.

La relación de Berger con Scioli se tambaleó algunos meses atrás, cuando hubo rumores de infidelidad de este último con la modelo Sofía Clérici. Después, en la cuenta oficial de Twitter del periodista Lío Pecoraro, se aseguró al público de que esta pareja habría dado un paso en su reconciliación.

Las más recientes imágenes de la bella modelo con su abultado vientre, se lucieron en las páginas de la revista Gente, donde por supuesto habló un poco de cómo se lleva actualmente con el político. “Estamos en una etapa de superación, de trabajar para dejar atrás un montón de cosas, algo que no se logra de un día para el otro. Es un proceso que lleva su tiempo. Daniel es el papá, y ninguna madre puede negar el derecho de que esté presente en el parto. Es un tema bien aparte”, finalizó la famosa pre-mamá.




Deja un comentario