Gerry McCann revela datos de la desaparición de su hija Madeleine.

348

El padre de Madeleine, Gerry McCann reveló datos estremecedores acerca de las primeras horas después del desaparecimiento de su hija en el año 2007.

La historia de incertidumbre comenzó el 3 de mayo de 2007, cuando la pequeña Madeleine McCann fue reportada como secuestrada del apartamento ubicado en el resort Mark Warner, donde se encontraba la familia alojada para disfrutar de sus vacaciones en Algarve, Portugal. Sin embargo, la noche de su desaparición, la niña se encontraba sin la supervisión de sus padres en el lugar con sus hermanos mellizos menores.

En la investigación del caso se vieron involucradas la policía portuguesa y la británica, en la que cada una empleaba una metodología distinta para analizar el caso de la pequeña Madeleine. A pesar de los supuestos surgidos, el caso nunca tuvo con claro contexto y la búsqueda de la niña, quien en la actualidad tendría 15 años, sigue en curso.

Lee también:

No te pierdas los maratones de Palito Ortega y Cacho Castaña

Han pasado once años desde el estremecedor suceso, siendo uno de los más mediáticos a escala internacional. Especialmente, porque a pesar de las infinitas pistas, éstas nunca dieron con el paradero de Madeleine.

En entrevistas con la BBC Radio 4, el padre de la menor, Gerry McCann, reveló algunos detalles posteriores a la desaparición de la niña.

McCann expresó en la entrevista que su esposa, Kate “Estaba buscando en el dormitorio, estaba en los armarios, revisando todas partes, incluso los lugares donde sabía que no podría estar, debajo del fregadero de la cocina. Fue una incredulidad que ella dijera que Madeleine había desaparecido. Incredulidad, conmoción, horror y luego pánico y terror”

Igualmente, señaló “No pude sacar de nuestras mentes los pensamientos más oscuros de que alguien la había tomado y abusado de ella”, como su mayor temor desde ese momento hasta la actualidad.

El padre de la pequeña que en ese momento contaba con 3 años, comentó que “Esa primera noche se sintió como si duró para siempre. Obviamente no dormimos y salimos de nuevo a primera hora tan pronto como se pudo. Kate y yo salimos a caminar por las calles de Praia da Luz gritando el nombre de Madeleine”

Otro de los detalles que dio acerca de la relación con su hija fue “Todos los padres piensan que su hijo es increíble y la mayoría de los niños lo son, pero algunas de las cosas que pude hacer con Madeleine; las conversaciones que pude tener, su carácter, personalidad.  Todo fue realmente fantástico”.




Deja un comentario