Gabriel Gusso apuntó contra Roberto Fernández

147

La oposición al dirigente oficialista de la Unión Tranviaria Automotor (UTA), Roberto Fernández, decidió tomar por la fuerza la sede del sindicato. Ello ocurrió luego del paro de colectivos que dejó a más de 55 líneas sin servicio.

En ese sentido, este hecho caótico duró por varias horas y generó un clima de máxima tensión. Durante la jornada el titular de la Lista Verde y Blanca opositora de la UTA, Gabriel Gusso, dialogó al aire de Radio Cooperativa y apuntó directamente contra un dirigente por lo que ocurrió.

“Todo lo que pasó ayer nos sirve para aclarar quién es Miguel Bustinduy. Él ingresó ayer a la sede de UTA, puso su bandera y está con mandato vencido en el establecimiento hoy. Hay que informar bien claro a los trabajadores que no se metan en esta cruzada informada por este hombre porque ha mentido y no tiene los fueros gremiales para amparar y decretar un paro”.

De igual forma, el dirigente continuó disparando contra Bustinduy.  Detalló que responde a cierto grupo que ocasionó esta situación intencionalmente.

“Este dirigente está dándole apoyo mafioso, con manejo como barrabravas, a la empresa DOTA. Ellos estuvieron en Lomas de Zamora en otro hecho público donde se incendió un colectivo y hubo disparos de armas de fuego”.

Vea también: Ginés González García publicó el nuevo protocolo sobre la ILE

Gabriel Gusso calificó a Roberto Fernández de “loco y descerebrado” por sus acciones

Gusso señaló que los participantes en esos hechos de violencia son mercenarios a sueldo. Además apuntó que muchos provienen del Club Nueva Chicago, son barrabravas, sobre ellos pesan denuncias y son pagos por Bustinduy. Este último no es delegado de nada, sino que es un gerente de DOTA.

Es un monopolio que en Argentina está desesperando porque perdió el poder y ahora no se quieren quedar sin su trofeo que es monopolizar todas las líneas de colectivo”.

En este sentido, el dirigente lamentó la magnitud de lo que se ocasionó con el episodio de violencia. Al respecto manifestó que “este loco descerebrado está poniendo en peligro un montón de puestos de trabajo”.