Expropiación de Vicentin agitó el escenario político

38

Debido al avance de la pandemia del coronavirus en la Argentina y el mundo, el escenario local necesitaba un tema para volver a agitar las aguas de la política y la economía.

Lo que revolvió el escenario político no fue la deuda y la negociación con los bonistas, pero sí fue la expropiación de Vicentin, decisión que generó una gran discusión, movimientos en la economía y reacción en los mercados financieros.

Asimismo, la caída de este actor importante de la economía agropecuaria nacional por más de 1300 millones de dólares generó un impacto que no se pensó para la Casa Rosada.

En esta ocasión, tanto el escenario político como el económico quedaron a merced de una nueva polémica que deja atrás al dominante tema del coronavirus.

Asimismo, la deuda que contrajo con el Banco Nación por más de 18.000 millones de pesos se expresó en dólares, con lo cual el saldo deuda de 300 millones de dólares pasó de una cotización de 40 a 60, lo que complicó ya sin retorno el futuro de la empresa.

Ello quiere decir que, en julio del 2019 Vicentin le debía al Banco Nación 13.372 millones, y apenas treinta días después esa cifra había ascendido a 18.000 millones.

Vea también: Alberto Fernández desmintió los rumores del presunto viaje

Juntos por el Cambio rechazó la intervención de Vicentin que dispuso el Gobierno

La compra de granos con precio a fijar le jugó en contra a la empresa.Vicentin recibió la materia prima sin un valor cerrado, y luego de la devaluación todos los productores corrieron a cobrar con un nuevo tipo de cambio.

Por otra parte, dirigentes del frente Juntos por el Cambio rechazaron la intervención de la empresa Vicentin que dispuso el Gobierno nacional y coincidieron en que es una señal trágica que cuenta con los horribles antecedentes de Ciccone e YPF.

Por su parte, el presidente de la Nación Alberto Fernández, en cambio, explicó que el grupo Vicentin es un grupo cerealero que tiene una crisis financiera, en la cual el Estado nacional es su principal acreedor a través de la Nación argentina.

“Hemos dispuesto una serie de medidas, que tienen como misión rescatar a esa empresa, líder en el mercado agropecuario argentino. El propósito no solo es que continúe, sino que sus trabajadores tengan la tranquilidad de continuar en sus trabajos”.