En febrero, vuelve el ATP de Buenos Aires

345

Sin la Copa Davis, la atracción tenística del verano argentino pasará sólo por el ATP de Buenos Aires. Y lo que se viene para febrero pinta como realmente muy atractivo.

Marin Cilic y Dominic Thiem, quinto y séptimo del ranking respectivamente, liderarán la lista de participantes. El croata, campeón de Flushing Meadows en 2014, jugará por primera vez el torneo mientras el austríaco ya fue campeón en el Buenos Aires en su única participación, en 2016.

Otra estrella del circuito confirmada es el francés Gael Monfils quien, pese a quedar lejos del top ten en el que estuvo hasta febrero, siempre garantiza show en cada una de sus presentaciones.

El portorriqueño Miguel Nido, dueño del ATP, está en plenas conversaciones con los organizadores de Río de Janeiro, el ATP 500 que se jugará desde el 19 de febrero, una semana después de su torneo. La idea es coordinar el esfuerzo económico para que las figuras que jueguen en tierras brasileñas también lo hagan aquí. Y entonces otro de los apuntados es el español Pablo Carreño, décimo en el ranking y reciente semifinalista de Flushing Meadows.

Si a todos ellos se les suman los mejores argentinos (menos Del Potro), Buenos Aires vivirá una constelación de grandes tenistas. Y así la ausencia de la Davis se sentirá muchísimo menos.

El torneo se disputa desde 1893 y eso lo convierte en el quinto torneo más antiguo de Sudamérica. Y a nivel mundial está por detrás de Wimbledon (1877), el US Open, Abierto de Canadá (1881) y Roland Garros (1891).

En esta competición han desfilado estrellas internacionales como el chileno Marcelo Rios, primer número uno de Latinoamérica, Ivan Lendl, Björn Borg, Roy Emerson, Rod Laver, Gustavo Kuerten, Nicolás Massú, Ilie Nastase, Carlos Moyá, Juan Carlos Ferrero, Rafael Nadal, David Ferrer, Tommy Robredo, Stan Wawrinka, Jo-Wilfried Tsonga, John Isner, Dominic Thiem y Kei Nishikori.




Deja un comentario