Eduardo Feinmann rompió el silencio y habló sobre su salud

53

Es uno de los periodistas más importantes, populares y a la vez polémicos de los medios de comunicación de nuestro país. Eduardo Feinmann fue muy bien de qué manera conquistar a gran parte del público con una forma de ser muy fuerte y sin filtro alguno.

Junto a Baby Etchecopar, Jorge Lanata y Alfredo Leuco, entre otros, integra el grupo de los conductores más críticos al gobierno nacional. Sin embargo, esta vez la figura de A24, fue noticia por su regreso a los medios de comunicación, más específicamente a Radio Rivadavia.

A su vez, después de varias semanas de sufrir las consecuencias del coronavirus, tuvo un regreso triunfal y que cada uno de sus fanáticos y oyentes esperó con ansias. Fue en el pase con su colega y compañero Fernando Carnota, donde no sólo dio detalles de lo más que lo pasó, sino también de las burlas que recibió.

Soy lo que queda de mi después de que me hayan pasado 10 aplanadoras por encima. Es tremendo. Nunca pasé una situación similar, en mi vida. Fue muy difícil”.

Eduardo Feinmann, señaló que en el medio de la enfermedad tuvo que ser internado por las complicaciones que sufrió. Y si bien no necesitó respirador, sí le colocaron oxígeno, tal como él mismo se encargó de contar, dando detalles muy fuertes.

Vea también: Eugenio Zaffaroni opinó sobre la resolución del Senado sobre los jueces

Eduardo Feinmann habló de lo que se decía en los medios cuando dio positivo para CVID-19

El conductor refirió que uno de los momentos más crudos de su relato, tuvo que ver con la repercusión de la que él mismo fue testigo, luego de que en las redes se enteraran que era COVID positivo.

De inmediato, se convirtió en trending topic la frase “Fuerza Covid”, generando un gran revuelo en la red social del pajarito. Relató que hizo algo que no debió, se metió en las redes sociales a ver lo que pasaba.

“En ese momento vi #FuerzaCovid. Ahí me hicieron apagar el teléfono y no lo abrí más. Me angustié mucho. Otros decían ‘murió Feinmann’. Fue fuerte. Después veía la tele y había una periodista, una idiota, que dijo ‘Feinmann está en terapia intensiva con respirador’. Es una enfermedad que como no tiene cura, los médicos te dicen ‘vamos a ver’. La cabeza juega un papel”.