bases de datos

Velocidad y seguridad: los dos pilares sobre los que deben sostenerse las bases de datos

259

Al igual que en las carreras de autos, en el mundo de las bases de datos es fundamental que su velocidad a la hora de correr sea directamente proporcional a los estándares de seguridad de los que se las provee.

En el siglo XXI, la información ha dejado de ser un simple insumo para pasar a transformarse en el más valioso de los activos de una empresa. Por lo tanto, garantizar su seguridad debería ser un tópico central en las agendas de cualquier compañía.

Si bien no es un proceso complejo, éste es un proceso que las empresas no tienen por qué hacer solas.

En el caso de que deseen pedir ayuda, ya son cada vez más las compañías, como Preteco, que están ofreciendo sus servicios de seguridad de bases de datos a diversas empresas en todo Latinoamérica.

¿Qué tipos de seguridad existen para las bases de datos?

Seguridad externa

La seguridad externa, también llamada seguridad periférica, es aquella que tiene como objetivo, como su nombre lo indica, defender las fronteras de las bases de datos con métodos como firewalls o encriptación punta a punta, evitando la intrusión de cualquier tipo de amenaza que pueda venir desde fuera.

Seguridad interna

Aunque pueda sonar sorprendente, la gran mayoría de los ciberataques se producen desde dentro de las propias empresas. Por eso, es fundamental que cada compañía haga mucho hincapié en elevar al máximo posible sus estándares de seguridad interna.

¿Cómo garantizar la seguridad interna de las bases de datos?

Usuarios y claves

En lo que a seguridad se refiere, a veces es mejor partir desde lo más simple, puesto que a veces las cosas más cotidianas se dan por sentado, pero eso no las vuelve menos importantes.

Por eso, es fundamental asegurarse de que tanto los nombres de usuario como las contraseñas mediante las cuales se accede a las bases de datos sean lo suficientemente seguras. Es decir, que contengan el número apropiado de caracteres, y que sean lo suficientemente complejas como para no ser intervenidas fácilmente.

Suena algo básico, pero este simple recaudo ya supone una traba poderosísima para cualquier tipo de amenaza, tanto interna como externa.

Roles y permisos

Una de las situaciones que más puede comprometer a la seguridad de las bases de datos se da cuando todos los agentes de una empresa tienen la libertad de circular libremente, moviendo, tocando, editando e interactuando con toda la información almacenada.

Esto es un enorme problema, puesto que, en el caso de sufrir un hackeo, el atacante tendría total libertad de manipularlo todo a su antojo.

Además, si tenemos en cuenta lo que ya se ha explicado -que las amenazas internas son mucho más comunes que las externas-, nos queda aún más claro por qué es indispensable que, si alguien accede a la base de datos desde dentro de la empresa, no tenga la capacidad de hacer lo que quiera con los datos.

Por lo tanto, es fundamental que cada empresa cuente con su propio sistema de roles y permisos, para garantizar que cada usuario pueda acceder única y exclusivamente a la información que le compete, aquella que necesita para desempeñar sus labores, y nada más que eso.

Readaptar la arquitectura

Muchas empresas están optando por migrar su arquitecturas a la nube, dados los diversos beneficios que los ecosistemas cloud ofrecen.

Sin embargo, muchas de ellas olvidan algo fundamental: que las arquitecturas on-premise y las arquitecturas cloud, por más que su funcionamiento y apariencia sean similares, sus requerimientos son muy diferentes.

Por lo tanto, es indispensable que cualquier empresa que se disponga a migrar a la nube readapte y rediseñe su arquitectura para adaptarla a dicho entorno, puesto que, de no hacerlo, sus estándares de seguridad podrían verse altamente comprometidos.

¿Por qué es tan importante garantizar la seguridad de las bases de datos?

Como ya se ha dicho, la información es, probablemente, el más valioso de los activos con los que cuenta una empresa. Dicha información funciona como la materia prima sobre la cual tomar decisiones inteligentes, desarrollar estrategias y diseñar campañas de marketing. 

En esencia, son esos datos sobre la propia empresa, así como los datos de sus clientes y de la competencia los que le permitirán a los negocios crecer.

Si te gustó este artículo, también te podría interesar: Cómo las corporaciones emplean Exadata para llevar a cabo sus planes de negocio