Desde la prisión Julio De Vido instó a votar

42

A través de su cuenta de Twitter, que maneja su familia mientras él se aloja en la prisión de Ezeiza, el ex ministro de Planificación, Julio De Vido, ratificó su respaldo a la fórmula Fernández-Fernández, del Frente de Todos.

Asimismo, De Vido solicitó cortar la boleta de los precandidatos a diputados: en su lugar, propuso que voten la lista de Dignidad Popular, por la que él se presenta.

En ese sentido, el exfuncionario del Gobierno de Cristina Kirchner, continúa haciendo campaña desde el penal de Ezeiza, lejos de expresar sus pensamientos sobre los reveses que viene sufriendo en torno a los procedimientos judiciales que lo acusan.

Fuera del espacio que conduce la ex presidenta, pretende ganar una banca en el Congreso y así recuperar los fueros que le sacaron. De esta manera, quien estuviese al lado de Néstor Kirchner se postuló como precandidato a diputado nacional por el partido Dignidad Popular.

A su vez, el mismo tiene como aspirante a la gobernación bonaerense al periodista Santiago Cuneo, que tiene como acompañante en la fórmula a Claudio Morgado. Asimismo, Alessandra Minicelli se presenta en la misma categoría que su pareja, De Vido.

Vea también: Julio Chávez respondió a las acusaciones de Hugo Moyano

“No pasa nada, todos los traidores se van con Massa”, publicó Julio De Vido

 El eslogan que eligió para animar a las personas a que lo elijan es “Cortala con Massa” y publicó videos en el que aparecen cánticos de La Cámpora contra el líder del Frente Renovador, en el que dicen “no pasa nada, todos los traidores se van con Massa” y una imagen del dirigente con Mauricio Macri.

De igual forma, ratificó su apoyo a Alberto Fernández y a Cristina Kirchner para la presidencia. Pese a que compartieron Gobierno durante la administración anterior, la relación del exministro y el exjefe de Gabinete no terminó siendo la mejor.

Inclusive, el oriundo de Tigre, en ese entonces candidato a senador por el Frente 1País, impulsó el desafuero y la expulsión del arquitecto porteño en 2017. Ahora, vuelven a enfrentarse.