lobos marinos de un pelo

Curiosidades sobre los lobos marinos de un pelo

715

Los Lobos marinos de un pelo son uno de los principales atractivos turísticos de la Península Valdés durante los meses de verano. En este período, es cuando la mayor colonia de ejemplares se asienta cerca de las costas del Golfo Nuevo para reproducirse y cambiar su pelaje.

¿Dónde ver lobos marinos de un pelo?

Ver a los lobos marinos en la Península Valdés es una de las experiencias más especiales de la Patagonia. Turistas de Argentina y de todo el mundo se acercan durante el verano para conocerlos en su hábitat natural y verlos interactuar entre ellos y con su entorno.

Este verdadero espectáculo de la naturaleza tiene sede, principalmente, en la Lobería Punta Pirámide. Allí se asienta cada verano la mayor colonia de lobos marinos de un pelo de la región.

El apostadero se encuentra a corta distancia de Puerto Pirámides, el único centro urbano de esta gran área natural y protegida, por lo que es posible llegar tanto en auto como sumándose en uno de los paseos náuticos de Punta Ballena, que parten desde la costa en embarcaciones semirrígidas.

Los lobos marinos son una especie que convive tanto en el medio acuático como en el medio terrestre. Durante el avistaje, los visitantes pueden observar sus comportamientos y sus formas de alimentarse en mar abierto.

Además, la temporada cálida constituye el período de reproducción y de cambio de su pelaje. Por esto mismo es que el mayor número de ejemplares se concentra en las costas y es posible verlos mejor. 

Desde los puntos panorámicos y miradores naturales, también la vista de la lobería es privilegiada e imponente. Su ascenso, asimismo, no deja de ser una aventura en sí misma, por su especial recorrido y la imperdible oportunidad de admirar desde lo alto toda la región.

¿Cuáles son las características más curiosas de los lobos marinos de un pelo?

A lo largo y ancho de la Península Valdés, se distribuyen varios apostaderos de lobos marinos. Como mencionamos, a partir de diciembre estos se convierten en verdaderas colonias reproductivas dónde se reúne una enorme cantidad de ejemplares.

Los lobos marinos de un pelo se distinguen por su fisonomía de león, marcada por una densa y robusta melena en los machos. Cuando recién nacen, suelen ser de color negro. Luego, con tan solo un mes de vida, mudan su color al característico pardo oscuro.

Una de sus más curiosas características es su peso y tamaño. Al nacer, las crías ya miden entre 80 y 90 centímetros de longitud y pesan entre 10 y 15 kg. Una vez adultos, los machos suelen medir alrededor de 2.80 metros y pesar cerca de 350 kg, mientras que las hembras presentan una longitud aproximada de 2.20 metros y un peso promedio de 150 kg.

Otro de sus rasgos más sorprendentes es que pueden sumergirse en el agua por hasta 8 minutos, en busca de peces, calamares y crustáceos para alimentarse y alimentar a sus crías.

En el período reproductivo, verdaderas batallas se entablan entre los ejemplares machos para constituir su harén de hembras. Finalizando el mes de febrero, también se clausuran las actividades reproductivas y solo las hembras permanecen en tierra firme con sus crías. 

¿Querés visitar los apostaderos de lobos marinos de un pelo en Puerto Pirámides?

¡Hacelo con Punta Ballena! Este verano, podés sumarte a uno de sus paseos náuticos y salidas con snorkel para conocer de forma única el ecosistema de la región, visitar los apostaderos de lobos marinos de un pelo y disfrutar en todo momento de la magia de la naturaleza.

Nota recomendada: Paseos náuticos en Puerto Pirámides, la aventura más especial del verano.




One thought on “Curiosidades sobre los lobos marinos de un pelo

Comments are closed.