Curiosidades de la película Duro de Matar

533

La película Duro de Matar puede ubicarse en el podio de los grandes títulos de acción y entretenimiento. El director John McTiernan, quien venía de realizar Depredador, logró una verdadera obra maestra y elevó a Bruce Willis a lo más alto del firmamento hollywoodense.

Mañana martes se podrá ver la reposición en los cines Hoyts, así que es un buen momento para repasar algunas curiosidades de esta película.

La primera es que Bruce Willis surgió por descarte. El plan A era Arnold Schwarzenegger, pero no quiso el papel. Luego, se lo ofrecieron a Sylvester Stallone. Tampoco aceptó. Entonces pensaron en Burt Reynolds y Richard Gere, pero tampoco quisieron.

El film jamás fue pensado como secuela aunque, años atrás, hubo una versión que señalaba que Duro de matar originalmente iba a ser la segunda parte de Comando, esa película de acción en la que Arnold Schwarzenegger rescata a su pequeña hija. Pero Steven de Souza, guionista de ambos films, reveló que si bien hubo planes para una secuela de la producción de Schwarzenegger, nada tuvo que ver con la realización de Duro de matar.

El popular afiche del Nakatomi Plaza con el rostro de Bruce Willis al lado, no fue el primer afiche del film. Originalmente se decidió centrar la imagen promocional sólo en el imponente edificio. Con la película convirtiéndose en un éxito y Willis aprobado por el público, se lanzó un nuevo póster que sí incorporó al protagonista.

Die Hard, su título en original, es una expresión que no tiene un equivalente preciso en ningún otro idioma que no sea el inglés. De hecho, Duro de Matar no está tan mal. En el ranking de títulos que pensaron en el mundo, el primer premio se lo lleva España con Jungla de cristal, un nombre que quedó algo forzado cuando llegaron las secuelas.

 

 




Deja un comentario