¿Cómo usar el diseño gráfico para mis estrategias de Marketing Digital?

42

Contar con un buen diseño es vital para que tus estrategias de Marketing Online sean efectivas. De hecho, es tan importante, que puedes tener el mejor material, a los especialistas más capacitados a tu cargo, temas y contenidos ingeniosos, ideas arrolladoras, pero no lograrás nada (o lograrás muy poco) si no sabes cómo presentar eso a tus clientes. Por eso te invitamos a desarrollar todo tu potencial a través del manejo de algunas sencillas pero valiosas herramientas y trucos para el diseño gráfico.

Acá entramos en el universo del Marketing de Contenidos, una especie de “rama” del Marketing Digital que va enfocada en buscar la mejor manera de mostrar nuestra imagen, nuestras ideas, proyectos, marcas y demás a nuestro público, de modo que no solo sea llamativo, sino que supere a la competencia y, sobre todo, aumente nuestro nivel de conversión y consecuentemente, logremos vender más. Se trata del eterno debate entre forma y fondo, pues la presentación que le demos al contenido es de suma importancia.

Pero antes de continuar, consideramos necesario aclarar algunos términos que debemos manejar para crear nuestra imagen general y la de cualquier campaña que deseemos emprender.

De acuerdo con Alejandro Daniel Jose, experto en Marketing Online en la ciudad de Buenos Aires (Argentina) y director de la Agencia de Marketing Digital MKT, el diseño gráfico es una rama del diseño que se encarga de dar a los contenidos un aspecto profesional, atractivo, llamativo y funcional, que genere lo que en el Marketing Digital se conoce como “engagement” (fidelidad, compromiso por parte del cliente); todo eso haciendo uso de ciertas normas y herramientas especializadas.

“Es una regla que toda empresa que se respete debe tener un logo, un símbolo por el cual la marca sea reconocida”, destaca el especialista. Aunque parezca una definición simple, la elección de un buen logo conlleva un complejo proceso psicológico que lleva al consumidor a generar una identificación con la marca a partir de una “sencilla” imagen. Pensemos por un instante en logos famosos, como la M de MacDonalds o las tres barras de Adidas. Cuando el logo tiene soporte textual, pasa a llamarse logotipo.

El término marca puede generar cierta confusión, sobre todo porque muchos lo asocian con logo o logotipo, pero va mucho más allá. La marca es la representación que queda en el imaginario del consumidor al pensar en una empresa; esto incluye valores, utilidad y un sinfín de elementos. Por ejemplo, cuando pensamos en Nike, inmediatamente lo asociamos con deporte, con estilo, con calidad, con ciertos atletas.

Algunas herramientas pueden sernos de gran utilidad en el momento de generar contenido para nuestras páginas, blogs y redes sociales. Los bancos de imágenes nos pueden sacar de apuros si estamos necesitando imágenes para nuestros materiales y no contamos con dinero para contratar fotógrafos profesionales o para pagar derechos de autor.

Estas imágenes, aunque no son exclusivas, suelen tener una gran calidad y… ¡están libres de marcas de agua! Además, existe cualquier cantidad de temáticas.

Otro aspecto que requiere detenerse un momento a pensarlo muy bien es la elección de las fuentes; es decir, el tipo de letra que vayamos a usar. Las opciones son casi infinitas, pero lo importante es buscar una alternativa que sea clara, que facilite la lectura del material y que no confunda. En este caso el “exceso de originalidad” puede ser perjudicial, así que ten mucho cuidado.

Fuentes muy rebuscadas o radicales, además de complicar la lectura, son consideradas de mal gusto y transgreden las leyes del diseño. La recomendación general es no usar, por ejemplo, las fuentes Comic Sans MS, Papyrus o Zapfino, debido a que han sido utilizadas hasta el cansancio o son mal empleadas.

La identidad de tu empresa dependerá en gran medida de las fuentes que uses. Selecciona dos o tres para que sean las predeterminadas.

Como último punto, pero no menos importante, está la selección de los colores. No es la intención redactar un tratado sobre la psicología del color en este momento, pero sí advertirte sobre la importancia de este en el diseño de tu imagen digital.

El color afecta la forma en que las personas se comportan, por eso es vital que sepas cómo funciona y cómo aplicarlo en tus páginas. Lo principal es conocer las distintas emociones que emanan de cada color, considerando incluso nuestras asociaciones culturales y nuestra construcción biológica.

Acá te dejamos unas sencillas interrogantes para comprender un poco más. ¿Qué sensaciones te transmite el color azul? ¿Y el rojo? ¿Cuál de los dos colores utilizarías, por ejemplo, para tu empresa de insumos médicos? Definitivamente, no el rojo.

¿Te gustaría saber por qué ocurre esto? Te invitamos a seguir investigando y a buscar la ayuda de especialistas como los de la Agencia MKT Marketing Digital, quienes podrán guiarte en el diseño e impulso de tus estrategias de Marketing de Contenidos, en el Social Media Marketing y otros aspectos dentro del competitivo mundo de los negocios online.

 




Deja un comentario