Cinco tips para comenzar a entrenar

495

Una vida sana no puede ser ajena al ejercicio y/o al deporte. Por eso, en Diario de Recoleta, te damos cinco tips para que te pongas a entrenar cuanto antes y mejores tu salud.

Empezar de a poco

Es importante hacerse un espacio fijo en la agenda para dedicarle tiempo exclusivamente a la actividad que elijas. Otro aspecto que no hay que dejar pasar es empezar de a poco y con un esfuerzo acorde a nuestras capacidades, para luego ir aumentando progresivamente las cargas (más horas y/o mayor intensidad).

También es fundamental cumplir a rajatabla el horario y duración preestablecidos y evitar que se corte esa rutina.

Cuatro lugares para hacer deporte al aire libre en Recoleta

Buscá una actividad que disfrutes hacer

Pensá en el ejercicio como algo que te hace bien en todos los aspectos. No solamente por los innumerables beneficios que tiene para la salud. ¿Te gusta correr? ¿Preferís bailar? ¿Te subís a la bici y te desconectáss? ¿Qué te genera una mayor sensación de bienestar? Enfocate en eso y entrenar se te va a hacer un hábito más temprano que tarde.

Alimentate acorde

No sirve de nada matarse entrenando solo para verse “mejor”. Hay que darle a nuestro cuerpo las energías que necesita para rendir, ni más ni menos. Buscá alimentos que te hagan bien a las partes que ponés en movimiento (todo tipo de frutas y mucha agua) al entrenar. No te excedas, pero tampoco comas menos porque puede hacer que disminuya tu rendimiento e incluso te puede llegar a hacer mal.

Hacé un seguimiento de tu progreso

Se recomienda armarse un calendario e ir analizando semana tras semana los avances que vamos teniendo. Esto nos da un pantallazo del trabajo realizado y nos incentiva a continuar (o mejorar si vemos que no va del todo bien). Analizá si el objetivo planteado es alcanzable o si hay que bajar un poco la vara, pero por nada del mundo abandones la actividad.

Incentivate con recompensas

A medida que vas progresando, si tus controles dan bien, date un motivo para alcanzar el próximo objetivo: date un gusto. De ninguna manera entiéndase esto como “me mato comiendo” o “esta semana paro” porque eso resultaría muy contraproducente. Hace alguna salida a algún lugar que te guste ir o regalate un momento de relax.

Darse una recompensa es algo que te va a resultar gratificante y te va a motivar a ir por el siguiente paso.

Foto: Nota relacionada.




Deja un comentario