Broma escolar ocasionó la muerte de un chico

276

Un chico de 13 años falleció al ser víctima de una broma escolar que se salió de control, lo que pudo parecer algo inocuo terminó en tragedia

En el diario El Telegraph revelaron que este terrible hecho ocurrió en el mes de junio del año pasado en un colegio de la localidad de Greenford, el cual se encuentra ubicado en un barrio del municipio londinense de Ealing en el Reino Unido.

La víctima fue identificada como Karanbir Cheema, un adolescente de 13 años de edad, quien murió al sufrir un fuerte ataque. Las fuentes oficiales y familiares revelaron que el chico era alérgico a los lácteos.

Un compañero de curso quiso hacerle una broma, que según su juicio, no tendría mayores consecuencias aparte de molestar al otro chico, sin saber, que le ocasionaría la muerte.

El agresor no contó con su alergia a los lácteos y que estas personas pueden presentar reacciones altamente tóxicas, al entrar en contacto con ciertos productos o alimentos.

Al parecer unos chicos querían jugarle una broma y murió por accidente, los reportes médicos indican que falleció a consecuencia de un shock anafiláctico del cual no se pudo recuperar.

El estar en contacto con un trozo de queso que le colocaron bajo su camisa, produjo el shock.

En este medio relatan que el chico fue llevado al médico de urgencia al presentar un fuerte shock.  Pese a la rápida intervención, no pudieron salvarle su vida.  Allí explican que el chico presentó el shock cuando otro niño le metió un trozo de queso bajo la camisa.

Quien le jugó la broma fue otro chico de 13 años quien ahora se encuentra en custodia policial, quienes se encuentran estableciendo las responsabilidades del caso y aunque no se cuenta una acusación formal, está señalado por intento de homicidio.

El caso ha causado conmoción en redes sociales, porque trae al tapete de nuevo el resultado de las agresiones de las cuales pueden ser víctima los chicos dentro de las instituciones educativas. Por tanto,  diversas organizaciones impulsan propuestas informativas y de vigilancia a padres, docentes y los mismos estudiantes, quienes deben denunciar a la brevedad, cualquier tipo de irregularidad.

 




Deja un comentario