Apuestan por App para hallar objetos perdidos

432

Los usos que se les da a la tecnología no tiene límites, es por ello que un legislador Porteño ha elevado la propuesta de crear una aplicación para encontrar objetos perdidos en la ciudad de Buenos Aires.

Vale resaltar que esta iniciativa ya existe en Madrid, Paris y Tokio, en el caso de Buenos Aires, la propuesta del proyecto “Lo Perdiste, lo encontraste” que se basa en una app, fue presentado por el legislador Marcelo Guouman.

El proyecto de ley promueve la creación de una oficina de objetos perdidos que estaría destinada a la recepción y entrega de objetos extraviados en el distrito,  la misma funcionaría interconectada por una pagina web y la aplicación para los smartphones.

Se pudo conocer que de ser avalado este proyecto, la oficina deberá funcionar en las sedes comunales, allí serian recibidos y entregados los objetos hallados en lugares públicos.

El legislador detalló que el centro de atención contaría con una linea telefónica gratis para reclamos y solicitud de información, la pagina web donde deben exhibirse los objetos perdido, que sumados a la aplicación, crearían el enlace perfecto para que las personas puedan recuperar sus pertenencias de manera sencilla.

Mas que la aplicación de la tecnología, a través de esta herramienta se busca impulsar la solidaridad entre las personas, el apoyo mutuo, el valor de las pertenencias que al ser entregadas, aportan un beneficio a sus propietarios.

De consolidarse la propuesta, los dueños tendrán un año para efectuar el reclamo de sus objetos, de no aparecer su propietario, quien lo halló puede decidir quedárselo o donarlo a alguna institución de la Ciudad para su uso.

La experiencia ha sido muy enriquecedora en Tokio, donde el centro de objetos perdidos cuenta con cuatro pisos, en los que se almacenan y son clasificados los objetos por fecha y lugar donde fueron hallados, la experiencia ha funcionado a tal punto, que se está creando la cultura de devolver aquello que no les pertenece y que tal vez fue perdido por accidente por otra persona, que espera recuperarlo con ansias.




Deja un comentario