Aprenda a controlar la obesidad activando la grasa buena

113

Científicos descubrieron como una proteína es capaz de activar la grasa blanca, activando el colesterol y proporcionando una nueva forma de combatir la obesidad.  

Según la información suministrada por especialistas del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), este descubrimiento es una luz en el camino para el tratamiento de la obesidad y patologías asociadas como la diabetes.

Destaca que la investigación desarrollada busca manipular de manera eficiente la grasa buena, de esta forma se logra quemar calorías. A través de esta estrategia, se genera la energía para mantener la temperatura corporal y así favorecer la quema de energía en el organismo.

De esa forma, los especialistas desarrollan la propuesta para que las personas

Guadalupe Sabio y su equipo trabajan desde hace tiempo en el CNIC en comprender los mecanismos que son necesarios para activar esta grasa parda y eliminar así el exceso de grasa en personas obesas.

Es necesario señalar que la grasa parda se ubica en la Yugular, al convertir la blanca en Parda, puede frenarse la obesidad.

La motivación de este estudio es dar respuesta a la gran de casos en el mundo de pacientes con obesidad. Se estima que unos 2.200 millones de personas en el mundo sufren sobrepeso u obesidad en el mundo. Por ello el especial énfasis de los investigadores en conocer los mecanismos de acción del tejido adiposo, estos datos fueron aportados por el CNIC en un comunicado.

Se conoció que los especialistas efectuaron 150 muestras del tejido adiposo de personas con obesidad, destaca que estas personas presentan carencias de la proteína P38 alfa, la cual es la encargada de activar la grasa parda, dichos pacientes al tener esta deficiencia, no pueden procesar las grasas de manera adecuada.

Destaca que el metabolismo posee dos tipos de tejidos grasos el blanco y el pardo, el blanco es aquel que almacena la energía extra, mientras que la parda  genera calor y de esta forma se quema la rasa con mayor facilidad.




Deja un comentario