servicios cloud

Cómo lograr un alto rendimiento empresarial con los servicios cloud

199

En los últimos años, los servicios cloud han comprobado ser el siguiente paso para la evolución de los negocios. Los expertos afirman que es muy probable que, en el transcurso de la próxima década, todas las compañías terminen de trasladar sus arquitecturas a la nube, por lo que este podría ser el momento de empezar a planteárselo; la ola está por llegar a su pico más alto.

Y esto no es casualidad: los servicios cloud presentan una serie de beneficios altamente tentadores, y son aplicables tanto en pequeñas pymes como en enormes empresas multinacionales.

Son cada vez más las empresas proveedores de servicios en la nube, como puede ser Preteco, que están acercando servicios y soluciones cloud a empresas de todo América Latina, impulsando así a nuestro continente a dar el siguiente gran salto que lo lleve a posicionarse como un actor competitivo en los mercados mundiales.

¿Qué beneficios ofrecen los servicios cloud?

En primer lugar, los servicios cloud le permiten a una arquitectura ser altamente flexible y escalable. Esto quiere decir que pueden comenzar con una capacidad de almacenamiento y un nivel de potencia muy escuetos, pero de una manera muy sencilla pueden ir aumentándolos gradualmente de acuerdo a los requerimientos de la compañía lo exijan.

Por otra parte, los servicios cloud le permiten a las empresas desligarse de responsabilidades como el mantenimiento, la administración y la actualización de sus arquitecturas. Esto se debe a que, al encontrarse ahora todo alojado en un servidor externo, administrado por el proveedor de servicios en la nube, recaerán en éste todas esas responsabilidades.

Esto es extremadamente valioso, puesto que le libera a las compañías enormes cantidades de tiempo que pueden reinvertir en tareas mucho más productivas, por no hablar de la cantidad de dinero que pasan a ahorrarse al no tener que gastar dinero en comprar hardware para mantener actualizadas las infraestructuras.

Sin embargo, la que probablemente sea la característica más atractiva de los servicios cloud es el alto nivel de agilidad a la hora de atacar al mercado que ofrece.

Al pasar a tener toda la información centralizada en un único sitio, con una interfaz sencilla y veloz, y que además se encuentra en un ecosistema que siempre está preparado en cuanto a capacidad y potencia para resolver a cualquier tipo de demanda, las empresas tienen la posibilidad de acceder a todos sus datos de forma 7×24.

Por lo tanto, lo mismo ocurrirá con sus servicios de cara al público: al ser casi imposible que se produzca un error de velocidad, un crasheo o un cuello de botella, los clientes podrán acceder a las soluciones y productos de la compañía en tiempo y forma, viendo satisfechas sus necesidades gracias a una óptima experiencia de usuario.

En los fluctuantes mercados actuales, esta es la única manera en la que una empresa puede posicionarse y desenvolverse competitivamente: respondiendo a  las demandas en tiempo real.

Entonces, ¿las empresas se verán obligadas a migrar a la nube?

La respuesta corta es que no: nadie se verá obligado a migrar la arquitectura de su empresa a la nube. Sin embargo, como ya se ha mencionado, el futuro está en los servicios cloud, y eso es innegable.

Los múltiples beneficios que estos servicios acarrean, así como su rentabilidad a largo plazo y la popularidad que están ganando han transformado a la nube en algo casi indispensable para el éxito de cualquier negocio que cuente con un mínimo de protección hacia el futuro.

Por lo tanto, aquellas empresas que realmente deseen seguir compitiendo en los mercados y mantener sus negocios a flote ante el inminente dominio de los entornos cloud deberían plantearse el migrar sus arquitecturas a la nube y recurrir a los servicios cloud.

Si te interesó este artículo, también te podría interesar leer: Cómo las corporaciones emplean Exadata para llevar a cabo sus planes de negocio