Adolfo Pérez Esquivel apoyó la decisión de extender la cuarentena

94

El premio Nobel de La Paz, Adolfo Pérez Esquivel, aseveró que no hay autoritarismo por parte del Gobierno nacional al decretar la cuarentena. Por el contrario, hay la necesidad de protección ante la pandemia del coronavirus.

No hay antídotos, no hay vacuna, no hay nada. La única forma es la prevención de la salud, y esto es lo que está haciendo el Gobierno. No hay autoritarismo, hay protección, hay cuidado por la vida”.

A su vez refirió que quienes cuestionan el aislamiento preventivo y obligatorio anteponen los intereses políticos a la salud de la población. Además, consideró que en los lugares donde no hay agua se disparó la enfermedad.

“Esto se está disparando en los lugares más pobres donde no hay agua. Les pediría que utilicen el sentido común. Argentina ha logrado contener muchísimo esto (la pandemia) y que esto no se expanda”.

Al mismo tiempo, cuando se le consultó sobre el uso del término infectadura para cuestionar la cuarentena, en alusión a una dictadura, respondió que son meros intereses políticos.

“Son intereses políticos. Si esto se dispara ¿quién es el responsable? ¿A quién le van a echar la culpa? Al Gobierno. El Gobierno está tomando medidas de prevención, de seguridad social. Son medidas de protección, no es totalitarismo. El totalitarismo pasa por otro lado, lo hemos sufrido. Hay mala fe en todo esto”.

Vea también: Ofelia Fernández recibió críticas por una publicación

Adolfo Pérez Esquivel afirmó que la pandemia marcó el final de una época para la humanidad

Pérez Esquivel consideró que el día después de la pandemia ya es el presente. Por ello se debesentar la base para que esto sirva de experiencia. Para él es necesario cambiar cosas, restablecer la relación del ser humano con la madre tierra.

Cabe señalar que en unos dichos de esta semana que trató el Premio Nobel de la Paz argentino habló del continente con respecto a la crisis social y económica que enfrenta por la pandemia.

“Estamos al final de una época de la humanidad. Por lo tanto, es necesario reconsiderar los caminos a seguir teniendo en cuenta lo que la pandemia dejará atrás. El COVID-19 se ha extendido a todos los países de América Latina con graves consecuencias”.

Esquivel finalmente señaló que las medidas sanitarias contra el contagio frenaron la propagación del virus, pero al mismo tiempo tuvieron graves repercusiones en las actividades comerciales, culturales, educativas y religiosas.