Acuña se reunirá con estudiantes que participan en la toma de escuelas

319

Parece que la medida tomada por los estudiantes para echar para atrás la nueva reforma estudiantil ha dado buenos resultados, pues la ministra de Educación porteña Soledad Acuña recibirá este miércoles a los representantes de todos los centros de estudiantes de Capital, incluidos los de las 23 escuelas que permanecen tomadas, informaron fuentes ligadas al gobierno porteño.

El encuentro con Acuña era una de las primeras exigencias que tenían los estudiantes para levantar las medidas de fuerza. Hasta ahora la política oficial era no recibir a estudiantes que estén tomando colegios.

Dicha reunión tendrán lugar el día miércoles entre las 12 y las 15 horas en la sede de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, entidad que se planteó como mediadora de este extenso problema, que ya lleva cuatro semanas. Todos los centros de estudiantes están invitados al encuentro con Acuña, y aquellos colegios que aún no lo tengan podrán designar su representante.

Las fuentes del gobierno aclararon que las organizaciones estudiantiles deberán designar un solo representante para ir a la reunión del miércoles. En la Ciudad hay 143 escuelas secundarias públicas.

El diálogo es la única herramienta posible y efectiva para alcanzar consensos y resolver situaciones conflictivas. Por eso volvemos a convocarlos para que nos juntemos y dialoguemos como lo hacemos desde el primer día: durante el año 2016 nos reunimos todos los días lunes con los centros de estudiantes y en 2017 ya hemos recibido a representantes de 53 escuelas”, redactó Soledad Acuña en una carta que fue enviada a todos los centros estudiantiles.

“Vuelvo a insistir en que cada día que un alumno no puede tener clases es un día de futuro que se pierde. Por eso apelamos al compañerismo, a la tolerancia y a la buena predisposición de todos para que en el marco del diálogo puedan despejar todas sus dudas. Queremos las escuelas abiertas, cumpliendo su función, enseñando y desarrollando el futuro de todos ustedes”, finaliza la carta de Acuña.

 




Deja un comentario