Benito Bignone

Murió Benito Bignone, el último dictador

115

El genocida y último presidente de facto de la Argentina, Reynaldo Benito Bignone murió a los 90 años en el Hospital Militar. Estaba en prisión, condenado por delitos de lesa humanidad

A los 90 años murió en el Hospital Militar Reynaldo Benito Bignone, el genocida y último militar quien estuvo al frente del último gobierno de facto de la Argentina.

Antes de verse obligado a convocar a elecciones en 1983 y entregar el poder, dictó una ley de autoamnistía con la que intentó lograr la impunidad por las desapariciones, asesinatos y secuestros.

Con el advenimiento de la democracia fue juzgado y condenado a prisión perpetua por allanamientos ilegales, secuestros, torturas y homicidios, todos delitos de lesa humanidad a los que le sumó el saqueo de las pertenencias de sus víctimas.

Último dictador

Benito Bignone fue el cuarto y último en la zaga siniestra de presidentes-dictadores iniciada por Jorge Rafael Videla en 1976.

Se le recuerda por su imagen en el traspaso de los atributos presidenciales a Raúl Alfonsín, el 10 de diciembre de 1983.

Sin arrepentimiento

Nunca se lamentó de los crímenes que mandó a ejecutar ni de los que fue cómplice. Por el contrario, se defendió de todas las acusaciones en su contra y justificó las matanzas en cuanta oportunidad tuvo. En una oportunidad señaló que la lucha contra el terrorismo en los sesenta y en los setenta se trató de una guerra contra integrantes de grupos subversivos que no eran ni demasiado jóvenes ni idealistas, sino que tenían el objetivo de la toma del poder por la fuerza subversiva.

Benito Bignone en una entrevista televisiva dijo que los desaparecidos fueron solo ocho mil.

Culpable de homicidios y desapariciones

Benito Bignone fue jefe del Estado Mayor y comandante de Institutos Militares, el organismo encargado de formación de oficiales.

En los juicios por los crímenes cometidos en Campo de Mayo se comprobó su culpabilidad de los asesinatos y desapariciones de colimbas que realizaban el servicio militar.




Deja un comentario