“Entre Ella y Yo”, obra para disfrutar este Día de La Mujer

130

Y que mejor que celebrar este 8 de Marzo, Día Internacional de La Mujer, con una función de teatro, de esas en las que las interpretaciones, llevan a la audiencia a identificarse con aspectos y situaciones de la vida real, pero desde el humor.

Esto y mucho más puede hallarse en la pieza teatral “Entre Ella y Yo”, la cual se presenta en la Sala Metropolitan en la Calle Corrientes 1343.  Este jueves 8 de marzo, la función inicia a las 22:30, todo un imperdible en esta temporada teatral.

La obra cuenta con la participación de los excelentes actores Soledad García y Sebastián Presta, la pieza de Pablo Mir y Claudio Ferrari, prometen hacerle pasar una noche diferente, desconectarle de los problemas y mostrarle una realidad distinta y hasta la forma de sobrellevar ciertas situaciones.

Por tanto, una visita al teatro,  se convierte en el plan perfecto para festejar junto a las mujeres de su familia, en el que además se toma el tiempo para divertirse, pasarla bien y compartir buenos momentos, tan esenciales para retomar la marcha y seguir adelante con el mejor de los ánimos.

Esta interesante y divertida comedia, trata sobre las vivencias de  una pareja que se enfrenta por primera vez con la posibilidad de ser padres. Sus protagonistas, Valeria y Diego, enfrentan la decisión de realizarse un test del embarazo, ante un atraso, lo que representa, un plan no esperado y mucho menos planificado por ninguno de los dos.

Nada más aterrador que la espera de un resultado que definitivamente cambia las vidas de los protagonistas, quienes durante la espera, dejan salir gran cantidad de sentimientos atrapados en su interior.  Por ello, salen a la luz y comparten con la audiencia, sus miedos, frustraciones, dudas, prejuicios y hasta vivencias personales, durante cinco minutos de la espera que parecen durar una eternidad. El tiempo que parece congelado, es suficiente, no sólo para hacerse la pregunta de sí están preparados para ser padres y si no están preparados que harían al respecto.

A la espera de azul o rosa, positivo o negativo, analizan como el test afectará su vida individual y de pareja, el temor de llegar a ser como sus padres es crucial, pero las ganas de no seguir ese patrón los motivan a repensar sus decisiones y hacer las cosas mejor.




Deja un comentario